Seguidores

martes, 13 de septiembre de 2011

"Un día cualquiera"


7: 00. AM. Me he despertado esta mañana con nuevas ansias de luchar, me siento feliz he encontrado trabajo después de dos años en paro, perdón en paro no, mi gobierno dice que si estoy haciendo cursillos no estoy parado, he hecho veinte cursillos en este tiempo de reeducación laboral. No importa por fin hoy empiezo a trabajar, doy al interruptor de la lamparilla que hay sobre la mesita. ¡Leches! No me acordaba que ayer nos cortaron el suministro eléctrico por falta de pago. No importa, con el dinero que me dejo ayer mi cuñado, tomaré café en el bar y me compraré un paquete de tabaco, hace una semana que no pruebo un cigarrillo, no por temas de salud sino mas bien económicos.
Procuro no hacer demasiado ruido para no despertar a mi esposa, últimamente no hacemos el amor apenas y la tensión flota en el ambiente, recuerdo aquella canción de el Último de la fila.




7: 15 AM. Me dirijo a la maquina expendedora de tabaco esperando oír esa voz agradable que me diga su "tabaco gracias", dejo caer las monedas por la rendija y pulso el botón correspondiente al ducados, me asombra ver como tiene el mismo precio que el Winston cuando toda la vida ha sido mucho mas barato, será por eso de la igualdad.
"Tome su tabaco asesino del medio ambiente".¡Joder, parece la voz de la Pajín!. Me alejo rápidamente del bar cuando toda la gente sentada frente a la barra se vuelve hacia mi con cara de pocos amigos.
Después de diez minutos en la parada del autobús me ha recogido un conocido con su auto, va en mi misma dirección y no le importa acercarme si le doy diez euros por la gasolina, me parece un poco caro solo se desvía doscientos metros de su lugar de destino. Sin decir ni "mu" le doy el billete, me ha dicho que los autobuses están en huelga y que tal vez me toque esperar una hora para poder atrapar uno.


14: 00.PM. Es por fin medio día, tanto tiempo sin trabajar me ha dado un hambre feroz, también un buen dolor de espaldas después de estar haciendo toda la mañana tabiques en la obra donde he empezado por fin a trabajar. No importa soy feliz, tengo trabajo. Voy a una tienda que hay cerca de la obra y compro una botella de cerveza con el dinero que hemos juntado entre cinco compañeros que están en la misma situación económica que yo y que también es su primer día de empleo,  me voy a poner las botas, cerveza para comer,  soy consciente de que saldremos a trago por barba pero no importa, soy feliz tengo trabajo.
Al salir de la tienda alguien me increpa. ¡Tendrá poca vergüenza, a su edad y de botellón!.Me vuelvo se trata de dos mujeres de edad avanzada que circulan por la otra acera.
"Señoras es  para comer en el trabajo".-Les explico
"Eso se lo cuentas a tu abuela. ¿Te crees que somos tontas?
"Tontas no,pero si podían ser mis abuelas".- Andé rápido para no escuchar lo que comenzaron a soltar por esas bocas de labios arrugados como pasas.


Estábamos sentados en corro preparándonos para comer cuando se acercó el encargado de la obra, de soslayo miró el tuper que tenía frente a mi y donde se hallaban tres hamburguesas,
 bastante frías por cierto.


"Pero hombre, ¿acaso no oyes a nuestro gobierno decir que las hamburguesas producen una obesidad espantosa?".-
"¡Joder! Tengo 42 años, mido 1,75 m, y peso 74 kg. No creo que ese sea mi problema".- No puedo evitarlo y dirijo mi mirada hacia esa protuberante barriga que le impide verse el miembro cuando va a orinar. Se da cuenta y soltando un bufido se aleja. Menos mal que habíamos vaciado la cerveza en una botella de plástico opaco, de zumo de melocotón creo que se trataba y que habíamos previamente lavado.


18: 00 PM. Hemos acabado la jornada y nos estamos lavando como los gatos con el agua fría de la manguera, de nuevo el viejo anuncio de michelin se acerca a nosotros.
"Señores lo siento pero tengo que daros una mala noticia".- Todos le miramos esperando que acabase de hablar, algo parece que se le ha atragantado y no pueda continuar. Tras un espacio de tiempo que se nos hace una eternidad prosigue.-" La empresa va ha cerrar". "Don cesar se ha fugado con todo el dinero que ha podido recoger de las facturaciones y de algunos bienes que había vendido antes, sin que nadie lo
supiera. La empresa esta caput".- Acaba con un gesto de su dedo pulgar señalando el suelo.
¡Adios al trabajo!. ¡Adios al jornal que habíamos trabajado y que no cobraremos ni de coña!.


Salgo del perímetro vallado de la obra y me encuentro a mi hermana y mi cuñado esperándome fuera, me han traído mi auto, le han cambiado los dos neumáticos que tenía destrozados cuando se han enterado de la huelga de transportes públicos, y estos dos ángeles me lo han traído para que pueda volver a casa.
Después de explicarles lo ocurrido con el trabajo, se marchan con otro vehículoque también han traído, este de su propiedad y que esta bastante mejor que el mio. Emprendo camino de regreso a esa casa sin luces que me aguarda.
18:15 PM. ¡Vaya día!, ya la he vuelto a liar, acabo de pasar por un radar fijo a 120 kilómetros por hora. Hace poco han cambiado las limitaciones de velocidad en autovías y autopistas y lo máximo permitido son 110 km/h, de seguro que pronto me llegará la notificación para que abone los 100 euros de multa, a 10 pavos por kilómetro que he sobrepasado me va a salir la broma.
Me encojo de hombros y continuo mi marcha. ¿Que se le va hacer?. Ya no pueden ocurrirme mas cosas hoy. Cuan equivocado estoy, antes de llegar a la salida de la autovía que me debe llevar a mi destino revienta uno de los neumáticos que no han sido reparados, no reproduzco los tacos que se escapan de mi boca por si alguna persona casta lee este relato alguna vez.
Ya he bajado el gato tras haber cambiado la rueda por la de repuesto, y estoy dándole un repaso a los tornillos de la rueda cuando los dos motoristas de la guardia civil paran sus maquinas  junto a mi coche, uno de ellos se coloca junto a mi mientras el otro esta pendiente de que los demás vehículos se desvían de la zona donde nos encontramos lo suficiente para que no pueda suceder un accidente.
"¿Necesita ayuda?".-Me pregunta después de haberme dado las buenas tardes y yo haberle respondido con la misma frase. No se que coño de buenas tardes, pero la educación ante todo.
"No gracias ya he acabado".-
El hombre mira los neumáticos.
"¿Sabe que dentro de poco tendrá que cambiar esas ruedas por unas de tipo A?.-
"Si algo he oído".- ¡Y una leche!. Cada rueda de ese tipo para este trasto que llevo y que pasa la ITV a duras penas cuesta 100 euros, y yo lo máximo que puedo permitirme con los 400 que me paga el estado por estar parado,son unas de 15 euros por estar recauchutadas, eso comiendo judias blancas cocidas, con una hojita  de laurel y alineadas con un poco de aceite y sal durante toda la semana. Mas tarde me enteraré que esos neumáticos no existen a la venta aún, ya que las normativas europeas no han concretado todavía que características deben cumplir, posiblemente  tarden un año en decidirse según escucharé dentro de poco en alguna emisora de radio.¿De donde coño saldrán estos políticos con estas gilipolleces? ¿Acaso dicen lo primero que se les ocurre después de haberse dado un buen almuerzo de trabajo y tomado alguna copita de mas?


18:30 PM. He llegado a casa al fin "sano y salvo". ¡Sorpresa!. Hay luz. Esos dos ángeles deben haber pagado el recibo pendiente y las costas del enganche. Me dejo caer en el sofá, mi mujer debe estar en casa de su madre como casi todas las tardes, por lo menos allí puede comer algo decente, aquí en casa solo comemos carne una vez a la semana, imagino que la compra cuando puede la pobre. Oigo ruido en el interior de la casa, parece que viene del dormitorio, seguramente este haciendo la cama, la oigo gemir,corro hacia allá, debe haberse lastimado, al abrir la puerta me encuentro a mi mujer con las manos y las rodillas sobre el lecho, un tipo fornido y con un gran bigote le empuja con la parte baja de su cintura  por detrás.
"¡Joder!".-Nunca mejor dicho.-"¡Isabel! ¿Qué coño haces?".- La pregunta no tenía sentido y me dí cuenta casi al instante pero no se me ocurría nada mas.
Posiblemente estaban en el momento cumbre y prosiguiendo con la faena contestó a mi pregunta mientras el otro me miraba entre irónico y burlón.
"¿Como te crees que he pagado la luz y comes carne de vez en cuando?".-Su voz suena entrecortada mientras que no deja de moverse.
Ahora reconozco al fulano, es el carnicero de la esquina.
"¿Que pensaría Mónica si te viera?".- Mónica es mi hija que estudia en Londres.
"Tu hija es prostituta, ninfómana, y sacerdotisa de una secta vampirico-sexual. ¡Que no te enteras!".- La misma voz entrecortada y apretando cada vez con mas brío hacia atrás.-"¡Y sal de una vez que me da mal rollo!".-
Suena el timbre de la puerta de entrada insistentemente, voy a abrir sin salir de mi asombro. Entonces la habitación que se veía con la webcam cuando hablaba con Mónica, esa habitación de la que pendían crucifijos puestos del revés y animales muertos colgando. ¿No eran los decorados de una obra de teatro que se realizase en el centro?. ¿La ropa que llevaba, parecida a la que las hijas de Zapatero llevaban en su visita a la Casa Blanca, tampoco era para la función?.Los estudios tampoco los pagaba con  becas claro.
Abro la puerta, la figura de la asistenta de mi vecina custodiada por dos agentes de la Policía Nacional se recorta en el umbral.
"¡Este es agentes!".- Su dedo señala mi nariz
"¿Que ocurre?.-
"Esta trabajadora del hogar le ha denunciado por fumar y envenenar su espacio".-Me explica uno de los agentes, el mas joven y con cara de no haber roto un plato en su vida.
"Pero si esta mujer trabaja en la casa de al lado".-
"Si pero cuando fuma con la ventana abierta el humo se introduce por la ventana de su vecina.¿Es cierto que fuma con la ventana abierta?".-
" Si, pero.....".-
No acabo la frase los dos tipos se lanzan sobre mi arrojándome al suelo, aplastando mi mejilla contra el gres, que esta bastante descolorido por cierto.El que no ha roto un plato pone su rodilla sobre mi trasero y coloca mis manos juntas a mi espalda, en décimas de segundo unas esposas abrazan fuertemente mis muñecas.
Debido al escandalo Isabel y el "bigotes" salen apresuradamente del dormitorio como sus madres les habían traído al mundo. El miembro de el cuelga flácido apuntando al mismo gres sobre el que estoy.¡El muy.......ha consumado!. Los dos agentes quedan boquiabiertos, mientras la asistenta mira con indiferencia pensando para si que ella tiene lo mismo que mi mujer. No es cierto, reconozco que Isabel a sus treinta y ocho años esta cañón.
Al de los platos se le cae un hilillo de baba y cae sobre el ojo que no esta contra el suelo, me ha dejado ciego.




20:00 PM. ¿Sera posible que ahora que no me puedo rascar me pique la punta de la nariz?.Las esposas en la espalda me lo impiden. Cruzo mis piernas y agacho mi cabeza hasta que puedo frotar mi nariz contra mi rodilla. ¡Que gustito!.
Frente a mi un tipo que ha pegado a su mujer hasta dejarla medio muerta , ahora no desvía la mirada del pavimento, me pregunto si esta arrepentido o pensando en como rematar lo empezado.
Los agentes que nos custodian hablan acerca de lo laborioso que es el juez y de como intenta llevar todos sus casos al día. "Lo mismo que Garzón que acumula cientos de pleitos y solo presta atención a los mas populares, aunque no le pertenezca resolverlos".- Comenta uno de ellos.
Alguien con una toga sale de detrás de una puerta que acaba de abrirse, dice un nombre que no recuerdo y el tipo que ha apaleado a su esposa se levanta y es acompañado por dos agentes desapareciendo por la misma, en el interior se encuentra  la sala donde el juez dictaminará lo que hace con el. Un cuarto de hora mas tarde sale sin esposas, y con una sonrisa de oreja a oreja abandona los juzgados.
Estoy de suerte, seguramente el juez es un buenazo.
Unos minutos después me encuentro ante ella. El juez es una mujer treintañera de muy buen ver.
"¡Señora juez, perdone pero esto es un error!".- Me mira un instante con cara de pocos amigos, después desvía su mirada hacia los agentes que tengo detrás y les hace una seña, estos me sacan en volandas.
Mas tarde me explicaran que a doña Antonia Trujillo se le debe llamar "Señoría" o en su defecto señora jueza.
¡Juez, jueza! ¿No es lo mismo?.


21:30 PM. Me han fichado, me han hecho fotos de frente y de perfil, me han tomado las huellas y me han colocado en un calabozo donde un camastro de obra y una manta taleguera es lo único que hay en su interior.¿Pero que esta pasando? ¿Se ha vuelto todo el mundo loco?.
Se abre un ventanuco en la recia puerta que impide mi salida, por el hueco una mano me larga un trozo de pan minúsculo con una rodaja de mortadela, parte  en su interior y parte por fuera.
"Si se va a arruinar el estado no hace falta que me pongáis de cenar".-digo susurrando.
"¿Que has dicho?.- La voz del otro lado suena demasiado hosca, atrapo el bocadillo y niego haber dicho algo, me lo zampo en dos bocados, le pediría agua al tipo de fuera pero me abstengo por si me la traen en un dedal.
No se que hora es,  apagan la luz y no puedo seguir leyendo por 5ª vez los nombres escritos en las paredes,, en su mayoría han sido impresos rascando la pintura con las uñas, y otros con el resultado de un alimento después de haber sido digerido.
Alguien me zarandea hasta despertarme,al fin había podido dormir un poco en ese acojedor camastro después de que el cansancio se apoderara de mi, le miro, es el mismo que me dio el banquete para la cena.
"¡Vamos levanta!".-


18:55 AM. Me han soltado sin mas, han abierto la puerta que da a la calle y me han dicho que puedo irme.
Allí plantada en la acera esta Isabel, me acerco a ella.
"¿Has pagado tu la fianza o algo así?.-Le pregunto con una voz que procuro parezca lo mas hostil posible.
"No, ha sido cosa de Toñi".-
"¿Quien es esa Toñi?.- No recuerdo a nadie con ese nombre que quisiera sacarme de la cárcel.
"La jueza ".- Me responde ella mientras hecha a andar y yo tras ella.
"¿La conoces?".-Proseguí con el interrogatorio cada vez mas contrariado.
"Ahora si, es lesbiana, ¡Ah! y me ha dicho que puedo trabajar con ella como secretaria".-Responde sin dejar de andar y sin mirarme al rostro de tonto que me ha quedado.-"¿Te imaginas?
Si, imagino la escena, Isabel bajo la mesa del despacho de la Toñi esa.
Por fin la pregunta clave.
"¿Y lo tuyo con el carnicero ese?".-
Ahora si se para y me mira fijamente con esos maravillosos ojos que Dios le ha dado.
"No seas tonto, a pesar de sus 23 cm y que aguanta mas de media hora sin dejar de bombear, solo te amo a ti".
No se si lo que me ha dicho es bueno o malo.¡Joder! ¿No es suficiente 15cm y cinco minutillos bombeando?.
19:00 AM. No puedo evitarlo la atrapo por la cintura y la beso con vehemencia.


Aunque el escrito esta en presente ya que el  pasado no me gusta y el futuro lo desconozco, en realidad estos hechos ocurrieron hace ya dos meses. Ahora Isabel,Toñi y yo vivimos juntos, la jueza dice que si sigue el partido del progreso tal vez saquen una ley que apruebe los ma"tri"monios entre "tri"os,al fin y al cabo las dos palabras están hechas la una para la otra. Somos felices, ellas trabajan y yo me dedico al hogar haciendome cargo de todo lo referente a el, a excepción de la compra de la carne que la hacen ellas dos juntas porque dicen que la eligen mejor.Me han prometido que ya no van a la misma carnicería, aunque por lo visto, donde la compran ahora va mucha gente y tardan casi dos horas en volver.


Es maravilloso ver lo que puede cambiar la vida de una persona en tan solo un "día cualquiera".


Este relato es ficticio, cualquier parecido con la realidad es mas que probable.

5 comentarios:

Javir dijo...

De verdad, hay días que marcan una vida.

Hola, CDR, no conocía este blog tuyo.Un abrazo

CASASREALESDESNUDAS dijo...

Hola javir, ya ves, haciendo mis pinitos de cuenta historias dentro de mis limitaciones como escritor, que son muchas. De todos modos, prometo que buscaré por la red historias breves que sean dignas de ser leídas y las enlazare con permiso de sus autores.
Eso si, cuando tenga un poquito de tiempo. Por suerte el trabajo me impide estar más por aquí, de todos modos, siempre paso aunque sea con prisas a visitaros a los blogueros que considero mis amigos.
Un abrazo Javir.

fus dijo...

que gran relato y que gran dia, debe seguir escribiendo eres muy buen narrador.Me ha gustado tu blog asi que con tu pemiso me quedarè por aqui para seguir leyendote.

Te invito que pases por mi blog

un fuerte saludo

fus

Manuel Maria Torres Rojas dijo...

LA LITERATURA PUEDE SER FICCIÓN, PERO LA FICCIÓN NO TIENE PORQUÉ SER MENTIRA...¡Escribes en un tono que me mola!

CASASREALESDESNUDAS dijo...

Fus, Manuel, gracias por vuestras visitas, es todo un placer "veros" por aquí.
Un fuerte abrazo y desearos que tengáis unas felicisimas fiestas.